La adversidad durante la niñez y/o el trauma como adulto se refiere a una amplia gama de circunstancias o eventos que representan una seria amenaza para el bienestar físico o psicológico de un niño o un adulto. Esto puede incluir cosas como abuso (emocional, físico, sexual), negligencia (emocional, física), disfunción familiar (separación / divorcio de los padres, miembro de la familia con enfermedad mental y / o abuso de sustancias, violencia doméstica, miembro de la familia encarcelado), intimidación, accidentes o lesiones graves, discriminación, pobreza extrema, desastres naturales (es decir, huracanes) y violencia comunitaria. Esto también puede incluir otros tipos de trauma y adversidad que no se enumeran aquí.